domingo, 2 octubre , 2022

Jonas Salk: el autor de la vacuna contra la polio que no quiso patentarla

CienciasJonas Salk: el autor de la vacuna contra la polio que no quiso patentarla

“NO SE PUEDE PATENTAR EL SOL, ESTA ES UNA VACUNA PARA LA GENTE”.

Jonas Salk (1914-1955), autor de la vacuna contra la polio.

Nacido en New York y proveniente de familias inmigrantes ruso-judías de origen humilde. Destacó por su destreza académica en la Universidad de New York y decidió dedicarse a las investigaciones médicas en lugar de convertirse en médico.

Hasta que Salk en 1955, presentó la vacuna, la poliomielitis se consideró el mayor problema de salud pública en los EE UU. De los casi 58.000 casos reportados ese año, 3.145 fallecieron y 21. 269 quedaron afectados por la parálisis siendo niños la mayor parte de las víctimas. El Hermano presidente Franklin D. Roosevelt fue la víctima más reconocida de esta enfermedad y llegó a formar una fundación para conseguir la vacuna.

En 1947 el Dr. Salk aceptó un nombramiento en la Escuela de medicina de la Universidad de Pittsburg.

Al año siguiente emprendió un proyecto creado por la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil para determinar el número de tipos diferentes de virus de la Poliomielitis. Durante los siguientes siete años dedicó sus esfuerzos en desarrollar una vacuna contra la polio. El comité seleccionado para probar la vacuna de Salk fue el más elaborado de su tipo en la historia ya que contaba con veinte mil médicos y agentes de la salud pública, sesenta y cuatro mil académicos y veinte mil voluntarios. Nadie cobro nada por su trabajo y las vacunas fueron pagadas exclusivamente con el dinero del Doctor Jonas Salk.
El 12 de abril de 1955, cuando se hizo público el éxito de la vacuna, Salk fue aclamado como un “trabajador milagroso” y el día se convirtió casi en una fiesta nacional. Había llevado a cabo su tarea únicamente para desarrollar una vacuna segura

Y efectiva lo más rápido posible, sin interesarse en su beneficio personal. Cuando le preguntaron en una entrevista televisiva quién poseía la patente de la vacuna nuestro Hermano Salk respondió: “No hay patente. ¿Se puede patentar el Sol? El Sol es para la gente, esta vacuna es para la gente”.

Otros artículos

Te puede interesar:

Artículos más leídos